jueves, 22 de enero de 2009

Bailar en la oscuridad. Negar la realidad.



La emoción que más intentamos evitar los seres humanos es la tristeza. Preferimos sentir miedo, dolor en el cuerpo, quedarnos dormidos, volvernos locos y un largo etcétera antes que conectar con nuestra propia tristeza. Quizá por evitar el recuerdo emocional que conlleva la separación de nuestro principal cuidador (generalmente la madre) ,que estamos solos.
Y esto es lo que hace Björk en esta película magistral de Lars Von Trier. La protagonista va perdiendo la vista y se aleja de la tristeza con la música. Más allá que usar la imaginación la protagonista se disocia emocionalmente de la tristeza, intentando mantener la realidad fuera de la conciencia. Lo hace hasta tal punto que cuando va contando los pasos que le quedan para ser ejecutada en la horca por un delito "comprensible", construye una nueva canción.

El director hace una parodia de los musicales norteamericanos, en concreto de Sonrisas y Lágrimas, cuando cantan al principio de la película una pieza del musical en la que cantan "cuando me siento triste recuerdo mis cosas favoritas".

When the dog bites, when the bee stings, when I´m feeling sad. I simply remember my favorite things and then I don´t feel...so bad.

El director también se disocia de las normas del cine Dogma al utilizar la música en su película. Se supone que la música no se debe utilizar en el cine a no ser que provenga del propio lugar de la grabación.

Lo que pone los pelos de punta es cuando la protagonista es confrontada por su amigo ante la pena de no poder ver y ella le contesta cantando "lo he visto todo" -I´ve seen it all-.

Paralelismos:

No querer ver la triste realidad. No poder ver al ir quedándose ciega. Disociación del director con el cine Dogma. Supuesta felicidad de los norteamericanos, incluyendo su sistema judicial con pena de muerte incluida.

Todos necesitamos disociarnos de vez en cuando, pero las personalidades con más tendencia a ello son la personalidades histriónicas.

Mirad la cara de felicidad de Björk en el cartel de la película.

Para saber más: de la imaginación a la disociación

60 comentarios:

Pantagruel dijo...

Perdóneme, maestro, que no me entero. Merece la pena ver la peli o no? A mí Sonrisas y Lágrimas (The sound of music) no me gustó.

Luz de Gas dijo...

Todas las de Trier vale la pena verlas, son obras maestras, únicas y eso solo lo hacen los auténticos creadores.

Doctor, ¿entonces es positivo hacer este tipo de disociaciones o nos va a poner peor de lo que estamos?

Efter dijo...

La película me gustó mucho cuando la vi, y eso que ya sabe que a mi los musicales... Menos Sonrisas y Lágrimas, claro está :)
¿Disociarse puede ser en cierto modo una especie de Matrix? ¿Crearse un mundo a medida? ¿Cree que en realidad Dorothy estaba disociada cuando pensaba que había viajado a Oz? ¿Y Aznar en las Azores?

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, creo que a Von Trier después de "Breaking the Waves" (que es la mejor de todas, como siempre la primera), se le empezó a ir la olla, y ya en las últimas...se le va completamente...
(sobre todo en la de Nicole).
Es sabido (-y se nota en la peli-) que Bjork y Lars Von Trier estuvieron peléandose durante todo el rodaje (llegaron a cascarse incluso), osea que hubo mucho mal rollo..., aunque recomiendo la peli, a mi me gustó bastante: sólo le pondría dos peros: uno muy gordo...las escenas musicales en las que sale la Deneuve bailando, que se nota que ponen a la Deneuve al principio y al final en la marca y luego a una doble bailando: porque claro, por muy guapa que sea aún (con malla de platino incluída bajo la piel): una mujer de 70 tacos no puede bailar tan marchosamente como sale en las escenas, es imposible...
El otro pero es la escena de la ejecución (no voy a decir de quién para no destripar trama): dura casi media hora, se hace eterna, y estás deseando que la maten...
Bjork hace un papelón (y eso que no es actriz), y la peli está bien...aunque es el comienzo de las idas de olla de Von Trier, porque su cine ya ha derivado un poquillo en que se cree un dios único y hace un poco tonterías... "Los Idiotas" es fabulosa, por ejemplo, también..."Dancing in the Dark" está muy bien, pero a partir de ahí, se le fue la olla:-)
Un saludo allí pa Viena.

Sirena Varada dijo...

Yo a lo que de verdad le temo es al miedo, enemigo mortal de la libertad.
La tristeza me parece mucho más llevadera, y con la música -como en la película de Lars Von Trier- siempre resulta más llevadera.

Disociar o no disociar, he ahí la cuestión.

Saludos, Doctor.

Lukas ThyWalls dijo...

Yo, lo siento mucho Dr... pero no puedo evitar pensar en esto cuando leo sobre Björk. Siento ser la nota discordante.

Sobre la peli, mira, viendo que la recomienda me la apunto.

Un Saludo

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Bailar en la oscuridad puede ser caótico.
Mejor bailar a media luz.
Es más romántico.
Y puestos a disociar, siempre nos quedará la conciencia como un rayito de luz

---___--- dijo...

Esa pelicula es de los pocos musicales que valen la pena estar en mi coleccion de DVDS, y bjork es de mis cantantes preferidas, joder que en lo que la llevo escuchando no he encontrado cancion alguna que no sea de mi agrado, saludos!

CINEXIM dijo...

Nunca entendí los postulados de las películas Dogma. De la misma manera que no puede haber música, ¿por qué sí pueden pasar por una sala de montaje?
La película me pareció muy cruda pero Bjork y la Deneuve están fantásticas en VO, dobladas daban auténtico miedo.
La peli italiana de Pe, no me gustó nada, pero ella sobresaliente.
Por cierto esta mañana he revisado Recuerda de Hitchcock.
Imagino que tendrá mucho que decir al respecto, doctor.

Novicia Dalila dijo...

Creo que cada uno tenemos nuestros mecanismos de defensa contra ese sentimiento de tristeza. A unos les funciona una cosa y a otros otra. Efectivamente es de lo peor que podemos sentir, aunque yo pondría la soledad y el abandono en el mismo saco.
Sinceramente, no creo que nadie en este mundo lo haya visto todo, por muchas y variadas experiencias vitales que haya tenido. Es un consuelo que a algunos les puede servir, pero a mí no.

Un abrazo, Sigmund.

Dr.Krapp dijo...

No concibo la disociación con la tristeza, creo que es una presencia constante y me atrevería a decir que está en la materia primordial de nuestras emociones. Cualquier forma de disociación con nuestras emociones primordiales solo se puede realizar a nivel consciente y a mi modo de ver, con excaso éxito.

caotico_jq dijo...

Mmm... no sé si estoy muy de acuerdo en que prefiera experimentar el dolor físico antes que la tristeza (al menos, en mi caso). Tampoco estoy seguro de lo contrario, pero bueno, es complicado...

Qué buen cartel el que has colgado, ¿por qué no usarían ése para promocionarla aquí? A mí el número musical que de verdad me dejó hecho polvo fue el de los números, cuando se da ánimos para ir por el corredor de la muerte... uffff

Borrasca dijo...

Cuando estoy triste me acuesto a dormir.

Besos borrascosos

BRILLI-BRILLI dijo...

Impresionante esta película,es de las pocas películas en las que no he podido evitar soltar alguna lágrima.
Besos

Dr.Mikel dijo...

Lo que pasa es que mi querido colega disfrazado de histronico se esconde mucho charlatan en busca de la atención de los que le rodean.

Maritoñi dijo...

Yo creo que soy histriónica y narcisista, pero nunca me disocio. Creo que soy plenamente consciente de la realidad, eso llama la atención en los demás.

Eponine dijo...

La pobre estaba en fase de negación aún. Si no hubiera acabado en la horca le habría dado tiempo a pasar por las otras 4 fases hasta la aceptación de su realidad, pero... no hubo tiempo.

La cara que tiene en el cartel es la misma que pongo yo cuando me subo a mi bicicleta. Ummmm...

Lukas ThyWalls dijo...

Eponine, no te pases por lo que no eres. Tu no tienes bicicleta, ni siquiera te subirías a ella, y menos pondrías esa cara. Que nos conocemos.

Señor colostomizado dijo...

Yo también pasé por un periodo de negación con mi colostomía. Pero nada que la fluoxetina no pueda curar. Lástima que el seguro de Bjork no cubra estos medicamentos.

Soportándome dijo...

Una manera de alejarse de la realidad con la imaginación, como he leido en los comentarios, podría ser escribir relatos.

cristal dijo...

Hola Dr. Freud, pasaba por aquí, ningún teléfono cerca....así que me decidí a entrar. He seguido tus comentarios en distintos blogs y me gustan, me parecen sensatos y serenos y me parece que el mundo anda bastante falto de esos valores. En cuanto a lo que dices de la tristeza hoy se considera algo peor que la peste, y si por casualidad te sientes bajo sus efectos, mejor que te metas debajo de la tierra a comértela tú solito porque a nadie le gusta estar con alguien que sufre. Vivimos en un mundo en que tenemos que ser felices todo el tiempo y si no hay que tomarse lo que sea porque no nos lo podemos permitir. Un abrazo, Dr. Freud.

Rocío dijo...

Mi admirado Freud, no he visto la película, pero ya que es recomendación suya, lo haré.
Con respecto a la oscuridad, nunca la he temido. Sí es cierto que de muy pequeña intentaba alargar la hora del sueño aun con castigos incluidos, porque como más tarde descubrí, soy ave nocturna, pero no es algo que me cause terror. Miedo, bailar; eso sí que me ha dado siempre lo que vulgarmente se llama "jindama". Tener la sensación de que me miran, hace que me sienta ridícula. Y es que el ritmo no es lo mío. Con los años una va cambiando y ya no necesita disociarse para superar los temores. No hay mejor remedio que dos copas de más para lanzar el cuerpo en un sinfín de descompases.
Aj, creo que me he ido del tema, pero que conste que me he leído el constructivismo y compañías. Y como siempre, le dejo mi respeto y mi admiración. Me hace reflexionar, cuánto...
Besos.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Estimado Dr Freud: no vuelva a tocarme las narices, con si abro ó cierro comentarios en mi blog. Eso es cosa sólo mía, pero si está dispuesto vd. a analizarlo, lo analizamos: tiene más que ver con que estoy sobrepasado por mail y por blog, con que llevo dos años y medio, y no se puede vd. imaginar todo lo que hay detrás (y debajo), jejeje.
Ya puestos a hacer críticas, planteemos si és más enloquecido hacerse comentarios a uno mismo con otra identidad (un suponer, sé de gente que lo hace...):-). Mejor cerrarlos, mucho mejor...No tiene que ver nada con opinar o no, sino sobre cómo se los gestiona uno...Si quiere le cambio su blog por el mío y lo va viendo, porque hay días que acabo peor que Bjork en la película, y con las cervicales deshechas...
Se lo explico con un "símil" de Antonio Gala (contado por él), ocurrido durante unas jornadas en Granada...(no es que quiera compararme, ni soy tan cursi hablando, ni soy tan viejo, jejje -pobre Gala-):-) Verá, contaba el buen señor, que, tras las jornadas, iba todo muy bien hasta que se le acercan 500 personas y le dicen que quieren hacerse una foto con él. Hasta ahí todo bien...Gala les dice: ¿Dónde nos ponemos, en la escalera, que cabremos bien? Entonces ellos, le responden que no...Que quieren hacerse una foto, ¡Uno a uno...! Entonces Antonio Gala, con su bastón, decidió emprender un suave "sprint", meterse en el baño, y encerrarse en un retrete con el pestillo echado...
Lo mismo me pasa a mí con mis comentarios. Puedo gestionar su respuesta, cada diez, quince días (de entrada gorda a entrada gorda), pero no cada cinco ó cada tres: porque quiero responderlos todos...poder hacerlo...No tiene nada que ver con poder opinar o no...sobre cualquier tema...Es que tampoco es tan bueno, ni la intención es a veces suscitar una opinión...¿Estaré disociado? No, es que tengo un blog que me sobrepasa ocho veces y ocho vidas, comprenderlo es mucho más sencillo:-). Si no lograra moderar o controlar un poco eso, le aseguro que ya hace más de un año, hubiera acabado como Bjork, dándo bolsazos al vacío, y tengo una vida doctor, aparte..:-)
Si quiere vd venir a hacerme la compra, e incluso responderme vd los comentarios y correos, y ayudarme en ello desinteresadamente...Yo estaría todo el día subiendo fotos y poemas, de juventud...abiertas a múltiples comentarios y a "interpretaciones subconscientes" por doquier...pero comprenda que cuando no los abro, es porque creo realmente que es mejor así:-)
Un saludo allí pá Viena.

Fauve, la petite sauvage dijo...

¿Cómo es posible que no me pierda sus comentarios y no me pase por aquí? ¿Es grave, doctor?
No, no me conteste; no pierda el tiempo porque yo lo emplearé en venir más a menudo.
Saludos afectuosos de una nueva vieja paciente.

Maritoñi dijo...

Me siento atacada por otros blogs. Mire que yo trato de no crear problemas, es que me la crean. SOy un producto. Productos Maritoñi.

Juanjo dijo...

Gracias por su visita, Dr. Freud. Seguramente la necesitaba.
Me ha parecido muy interesante su entrada, y las reflexiones sobre la tristeza y la música.

Maritoñi dijo...

Gracias a entrar en su blog me he dado cuenta las ganas de llamar la atención que tengo.Mientras dure Premios Maritoñi, iré disfrazada de Audrey Hepburn.

cristal00k dijo...

Bueno, sólo por la música ya vale la pena ir a verla. Aunque sobre un trozo en las escenas de la ejecución. Von Trier casi siempre me gusta, aquí también.
Disociar es una elección difícil, pero a veces las circunstancias no dejan elegir...
Buena reseña Freud.

Maritoñi dijo...

Su blog está nominado en Premios Maritoñi 2009.

Mitch dijo...

Creo que no es miedo a la tristeza, conozco personas que le tiene PAVOR a la tristeza, pero creo que tarde temprano tenemos que sentirla y por que no sanarla, todo pasa, creo yo, ysi la pelicula es muy buena, al menos a mi me gusto mucho y tiene dialogos para pensar que es lo interesante, la musica pues que puedo decir de Bjork, aunque aqui entre nos, a veces tiene la capacidad de desesperarme un poco.

ana. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana. dijo...

Yo ví la película. Me gustó. También me encantó leerlo DR.
Besos.

Rocío dijo...

Le mantengo informado: la película está en proceso de.
Quién sabe si esta tarde estoy bailando en mi sofá con la oscuridad de un chocolate caliente. Ya le contaré, ya.

Gat cabut dijo...

no la acabé de ver porque me dormí, pero ahora ya has contado lo de la horca, creo que me has fastidiado el final :(

Sintagma in Blue dijo...

Es que la tristeza duele tanto!

Fauve, la petite sauvage dijo...

Entonces... ¿hay que verla o no?

DR. FREUD dijo...

Acabo de llegar de unas minivacaciones, que he tenido que acelerar la vuelta por el temporal. Ahora me pondré al día con los comentarios. Abrazos a todos.

Estela dijo...

Te acabo de descubrir, y me gusta lo que dice yo cuando estoy triste, estoy muyyy mal.Te visitare mas veces.Saludos.

Belén dijo...

Bueno, si disociamos para no perder el norte no está mal, lo que me asusta es que se disocie para no ver la realidad, que conozco casos...

Besicos

faladomi dijo...

Lars von Trier...uno de los mejores.

un beso

faladomi dijo...

Lars von Trier...uno de los mejores.

un beso

Rocío dijo...

Doctor, como dije, aquí estoy. Sólo le pongo un pero a la película: el movimiento casi me marea. Ha habido un momento,antes de llegar a la mitad, que iba a desistir, mareada, por tanto ajetreo de cámara. Quitando eso, es impresionante. Me quedo con frases como:
- ...de pequeña, en Checoslovaquia, me iba antes de la última canción para que no se acabara nunca. (Algo así)

- No ves nada, ¿verdad?
¿Qué hay que ver?

- Hay tanto silencio...

Y es ese miedo al silencio lo que tantas veces nos aterroriza, porque ahí es donde sí vemos de verdad, a pesar de lo ciegos que seamos.

Gracias por su recomendación. La he disfrutado.

Claqué de besos.

DR. FREUD dijo...

Rocío, eres mi mejor pupila!

Caco dijo...

Esa película me emocionó hasta las lágrimas. Muy bella, muy profunda.

Saludos!

Gara dijo...

Me encantó la pelicula,merece la pena verla.

Besos

Juanjo dijo...

Gracias, e igualmente. Todo un regalo la nominación.
Te deseo mucha suerte en las diferentes categorías en las que has sido seleccionado.

pon dijo...

Miedo a la tristeza.......mmmmmm.......
Según más años cumplo, me da la sensación que el miedo a la soledad es peor y mayor que el miedo a la tristeza, y lo que casi nadie quiere enfrentar. Será porque a solas no te queda más remedio que mirarte a ti mismo, cosa complicada, o será por el miedo ancestral e infantil al desamparo, no sé.
Me hace usted abrir un ojo, docteur.

Galán de Barrio dijo...

no conozco la película, pero difiero con la primer frase del texto: yo creo que a veces los humanos buscamos la tristeza, por ese no sé qué de los franceses que denota y connota...

saludos dr

por otra parte, quién es Samara?

*GEORGINA* dijo...

no he visto esta pelicula, pero al leer esto tengo la sensacion de perderme algo estrafalario y sumamente intrinseco para la condicion de "estar vivo" y sentirse vivo...
saludos cordiales Don sigmundo....
espero q no le tema a los trenes...
un abrazo
Georgina

Stanley Kowalski dijo...

Gracias por visitarme y por tu amable comentario.

Un gran abrazo.

Maritoñi dijo...

Ya se me ha pasado el enfado por llamarme borracha. Se ha jugado usted las nominaciones. Claro, que va a aperecer ahora en narcisista, diciendo que "no necesita nominaciones". Es el peor comentarista de mi blogs, que lo sepa. Aunque siempre será bienvenido.

NoSurrender dijo...

es muy interesante lo que nos cuenta, doctor Freud. Es más, su post me resulta mucho más interesante que toda la película de Lars Von Trier.

Salud!

DR. FREUD dijo...

Bueno, queridos lectores. Veo que ésta ha sido una entrada muy leida, la que más. Que la emoción que más intenta evitar el ser humano es la tristeza, Proviene de la Teoría del Vínculo de Pichón Riviere. Pero, es interesantísimo leer en vuestro comentarios a qué tenéis miedo cado uno. Me ha gustado mucho leeros a todos.
Ya no sé de qué hablar en mi próxima entrada, tengo ya 3 entradas en la cabeza. Gracias a todos.

caotico_jq dijo...

Jeje... es que Disney da tantísimo de sí. La pena es que hay un artista gráfico español, Miguel Brieva, del que he colgado hoy dos ilustracions satíricas, que se falta una burrada con él... pero no he encontrado mis parodias favoritas suyas sobre Disney.

:-(

CINEXIM dijo...

Desconfíe del hombre que bebe de la taza. Uno de mis hermanos, que es tan cinéfilo como yo, me advirtió que le hombre de la taza era tan mala persona que hasta Jack Nicholson se negó a ir a su funeral. Entonces, ¿por qué, doctor, he escogido una foto suya para ilustrar mi perfil?
Espero su diagnóstico!!!!

Coro dijo...

Querido DOCTOR,

los miedos, tan ancestrales. ¿Tiene Usted algún remedio?

Le mando besos (medio miedosos).

Coro dijo...

¡Ah! quería comentarle también que Lars Von Trier es uno de mis directores favoritos...

Más besos.

Señorita Puri dijo...

La peli es una pasada, total y absoluta. Besitos Doctor Froid

yacasinosoynadie dijo...

Lars Von Trier es un genio. punto final.

davicine dijo...

Conozco tu blog por la entrevista en el Radio Blog de hoy y me ha encantado. Coincido con todo lo que dices de la película... el director es un imprescindible en toda buena estantería de un cinéfilo que se precie...

Un saludo,

 
| Blog Optimizado para Firefox 3 1024x768 pixeles. |