martes, 3 de febrero de 2009

Marcas de nacimiento. Nancy Huston.


Dedicado a Bea que me regaló el libro.

Más que por el año zodiacal o el signo del horóscopo, desde el psicoanálisis se considera que el comportamiento humano viene determinado por la familia en la que te crías y por el momento que esté pasando ésta. Las relaciones más importantes (significativas) que tenemos en la infancia son las que van a configurar quiénes somos. Nuestra identidad es pues, un collage de nuestras primeras relaciones que vamos incorporando dentro de nosotros.

En Marcas de nacimiento, Nancy Huston, desliza su pluma construyendo cuatro personajes de seis años de edad escritos en primera persona. Al hablar de estas marcas de nacimiento ,la autora hace un paralelismo entre unas manchitas en la piel que se han heredado de alguno de los progenitores; de la misma manera que los hijos heredan las historias personales (conflictos) de sus padres.

El primer personaje es un niño superdotado y más narcisista de lo habitual que se cree hijo del sol y de google. Es un personaje actual tremendamente divertido que manipula como quiere a los padres.

Cuando llegué al segundo personaje tuve que aplazar la lectura debido al cambio de tono y estilo narrativo. De reírme a carcajadas con el primer personaje a ponerme triste. Pues es la infancia del padre del niño anterior. que es tremendamente depresivo, que siempre está pensando en la muerte y en la desaparición.

El tercer personaje es la madre obsesiva, insegura y culpabilizadora del niño depresivo. Que cuando era niña su marca de nacimiento era un demonio que le hablaba y estaba constantemente castigándola.

En el cuarto personaje llegamos a una niña de seis años-madre de la anterior- que vive en tiempos de guerra (1944). Y desde aquí procede una gran marca que influirá en las futuras generaciones. Se descubre un secreto que no voy a revelar por si alguien tiene intención en leerlo. En esta última parte se ve claramente cómo la Historia influye en las historias particulares y en todo el libro como nuestra infancia determina nuestro comportamiento adulto.

Nancy Huston es Doctora en Ciencias Sociales. Por esta novela consiguió el Premio Femina en 2006.

Es Oficial de las Artes y las Letras de Francia y de Canadá. Wikipedia English. Wikipedia Española.


48 comentarios:

Hitos dijo...

Entre la genética y las marcas de nacimiento ¿qué nos queda de control en nuestra vida?

CINEXIM dijo...

Querido Doctor Freud, yo siempre he tenido entendido que el cuadro El Enigma Sin Fin, así como otros de Dalí, como: Aparición De Un Rostro Y Un Frutero en Una Playa, o bien Afgano Invisible Con Aparición Sobre La Playa Del Rostro De García Lorca En Forma De Frutero Con Tres Higos hacía referencia precisamente al poeta granadino...

nsK dijo...

La infancia es un periodo de intensas emociones que nos marcan irremediablemente, sí, pero eso no significa que sean marcas perennes. Uno de los requisitos para transformarlas es estar realmente dispuesto a recordar sin autoengaños, como ya bien sabrás.
Saludos, Freud.

Adam West dijo...

Very interesting!
I think that Soportándome copied the Nancy Huston' stile in one of his entries, called "TRES MICRORELATOS".
I'd like to read that book. I wrote a book too, with three diferent points of see.
Number one: Batman Writes
Number two: Adam West Writes
Number three: Mayor West Writes

Borrasca dijo...

Según esa teoría parece que no tengo a quien echarle la culpa de como soy, no recuerdo nada de mi infancia y no me interesa en lo absoluto recordarla...

Besos borrascosos y amnésicos

BRILLI-BRILLI dijo...

Parece interesante el libro,me lo apunto a mi lista de futuras lecturas.
Prefiero olvidar un poco mi infancia,ya que sería un ser muy malvado..
Respecto a mi analítica mañana espero el resultado,gracias por tu interes.
Besos

Landahlauts dijo...

Opino como Hitos. ¿Qué nos queda al final que nos haga pensar que actuamos de motu propio, sin condicionantes, plenamente libres?

Y ya, si creemos en el destino, en las estrellas y en todas esas paparruchas... parecería que sólo somos marionetas de un guiñol divino.

Eso sí, somos responsables de lo vean en nosotros nuestros hijos ya que les configurara el "como serán". No somos dueños de nuestro destino pero somos responsables del destino de nuestros hijos...

(perdone, doctor, tengo una mañana con una visión muy pesimista de la realidad. Debería de ir a que me cambien el tratamiento)

Saludos.

caotico_jq dijo...

Mmm... pinta muy bien el libro que recomiendas, parece interesante (me encanta el cambio tan abrupto de tono de la primera historia a la segunda). A ver si me hago con él, aunque la verdad es que tengo muchas cosas pendientes de lectura... sigh.

Y como decía, sospechaba que la novela de "La mancha humana" debía ser mejor que la película. A ver si también la leo.

Dr.Krapp dijo...

Existe esa teoría que dice que todos llevamos dentro un padre represor, un padre liberador, un hijo con ambas condiciones etc.. Realmente no lo sé. No sé si esa dispersión de la personalidad en varios personajes como si fuera un puzzle roto es realmente terapéutica o no. Por lo menos sirve para reducir el sentido de culpa, digo yo.

Novicia Dalila dijo...

Bueno, pues yo creo que aunque la genética y esas otras "marcas" de nacimiento, nos determinan, las experiencias vitales que vamos teniendo nos dirigen hacia otros sitios...
Por supuesto que la infancia, una etapa tan decisiva en nuestras vidas, es posiblemente la base de nuestro caracter, de nuestra forma de entender la vida... La educación recibida también influye muchísimo. El ambiente en el que nos hemos criado, el amor o el odio o la indiferencia recibidos... Pero después, lo que realmente vivimos, las circunstancias y sobre todo las personas que se cruzan en nuestro camino, es lo que nos termina de forjar.
Creo que es todo es complemento del resto y nada por sí solo.

Un beso, Sigmund

Another Lovely Rainy Day of November... dijo...

Gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario. Gracias :)

Voy a leerte un rato, que todo esto que nos enseñas es muy interesante.

Un saludo

Thiago dijo...

jaaj te habrás puesto las botas psicoanalizándolas a todos.. pq parece que lo necesitan, jaaja Voy a tener que hacer un paseo por mi infancia a ver quien me influyó a mi, pero recuerdo que a los 3 años ya me enamoré del primer niño que me robó el triciclo...

Bezos.

Belén dijo...

Me apunto el libro, claro que si...

Besicos

Rocío dijo...

Por la misma regla de tres, también estamos marcados por huellas positivas. Las manchas negativas no las desecho porque también son mías. Yo soy un conjunto de lunares cancerígenos que se medio disipan con otros que tienen su toque de gracia. Y con los dos tipos me quedo. Una piel blanca como la leche es muy aburrida.
Supongo, por lo que he leído en su comentario, que el libro está escrito desde un punto de vista negativo. Lo leeré, cómo no, me fío de usted.

¡Cuánta tarea nos pone!

*GEORGINA* dijo...

uuff
me ha dado muchas ganas de leerlo!
el demonio del 3er personaje es el super yo! lo conozco bien! jajaja
parece estar muy bieno el libro!
me gusto el paralelismo de las manchas...

saludos cordiales
georgina

Anónimo dijo...

Buenas, yo soy Bea, la transmisora del libro.Me alegro de haber tenido buen ojo en la elección y estoy deseando tenerlo otra vez en mis manos para leerlo.
P.D: la lectura(el arte en general) acompaña,alivia,regenera,y ayuda a entender.No me extraña que nuestro Doctor Freud nos prescriba literatura y cine.

Luz de Gas dijo...

Es difícil querer algunas de esas manchas para acostumbrarte a vivir con ellas

Rosa dijo...

Te había visto en algún blog y la sorpresa de saberte vivo no dejó espacio a la expresión. Ahora te acabo de volver a ver, en no recuerdo que blog, y superado el shock inicial he podido escribir.
Bueno, pues eso que me alegro de tu nomuerte y que me apunto el libro.
Gracias.

Coro dijo...

DR. FREUD:

Gracias por la recomendación del libro. Veré si puedo conseguirlo, parece muy interesante.

Las manchas/marcas... lo que nos distingue y nos "hace" ser.
¡Ay!, si no existieran las manchas/marcas ¿dónde estaría usted, Doctor Freud?

Abrazos manchados

Gara dijo...

Pues yo pienso q la etapa de la infancia es la mas importante,q nos marca durante toda la vida.

Pocas cosas recuerdo de las mias,supongo q mi mente oculta algun recuerdo q quiere ser olvidado.

Besos

Sintagma in Blue dijo...

Tomo nota. Gracias.

magnolia dijo...

hay yo tengo características de los 4 personajes, pero no me habla el diablo –creo- yo soy el diablo, también soy un poco emo como el 2...bueno dr. y dónde quedan los lunares pequeñitos en la nalga izquierda que parecen estrellitas??

Algún significado estructuralista o de otra corriente...
Saludos

pd. busaré el libro, pida regalías.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Hummm...Interesante su blog Mr. Freud, gracias por la recomendación del libro, su reseña ha logrado despertarme la curiosidad.

Le sigo leyendo.

ana. dijo...

Yo me compro el libro. Me interesa muchísmo. Vuelvo siempre a la infancia. Gracias por la reseña.

Maritoñi dijo...

Yo tengo unas marquitas de azúcar glasé alrededor de todo mi cuerpo ¿Significará alhgo eso?

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Interesantísima lectura Dr., sin duda alguna. La verdad que resulta apasionante todo lo que relata, las tres historias...y la verdad que es también muy cierto que cada persona queda marcada como a fuego en su infancia...Es verdad que el ambiente que le toca a cada persona, las condiciones ambientales y familiares, tienen una poderosa influencia, para lo malo y para lo bueno...
Interesantísima entrada.
Abrazos allí para Viena:-)

Io dijo...

La infancia siempre deja su impronta, sin duda alguna.

Aunque hay algo que siempre me he preguntado. Varios hermanos. Con los mismos padres, misma casa, mismo colegio, en apariencia misma infancia. Como pueden salir caracteres y personalidades tan diferentes de ese mismo nido?

Mil besos!

Soportándome dijo...

A los seis años ya me pusieron tornillos en la cabeza ¿Eso es una marca?

DR. FREUD dijo...

Es muy interesante las diferentes posturas de los comentaristas. Tanto para lo buno como para lo malo, estamos condenados a vivir con el pasado. Esto lo podría enlazar, "No surrender", con la memoria histórica.
Es un placer poder transmitirles un libro tan interesante y que tomen nota de ello.
Ha sido un éxito en Francia y otros países, en cambio en paises latinos y España, ha sido poco publicitado.
Abrazos para todos.

Parsimonia dijo...

Es duro aceptar que una persona con una infancia o una vida difícil influya con una marca vital en la personalidad de sus descendientes, pero así es. Así hay muchos niños que son maltrados por sus padres, que a su vez fueron maltratados con anterioridad. Solamente si uno es consciente de sus estigmas puede intentar cambiarlos.

Juanjo dijo...

En la popular obra de Muñoz Seca: La venganza de Don Mendo, los tres primos de Previa, exclaman algo así:

Para lavar el baldón,
la mancha que nos agravia,
Conde Nuño,
henos de Pravia


y en algunas versiones de la obra, el Conde Nuño contesta por lo bajini:

Ya no existe ese jabón

Supongo que las marcas de las que hablas no se lavan con Heno de Pravia, pero sorprende que de una mancha de la tatarabuela pueda salir el brillo del hijo del sol.
¿Se podrá conseguir en una sola generación?

Muy interesante tu recomendación.

Dr.Mikel dijo...

Si el 50% es genética, y el otro 50% son factores adquiridos, donde esta nuestro yo personal??
Saludos colega.

DR. FREUD dijo...

Este es mi nuevo disfraz de carnaval, para mañana en la radio "lus de gas".

Landahlauts dijo...

jajaja

Dr. Freud, el carnaval le ha dado un punto frívolo...

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

¡Mucha Suerte en la Radio mañana Doctor! ¡No se ponga nervioso, y haga una exposición brillante, sólo como vd. sabe!
Abrazos.

cristal00k dijo...

Desgarradora y perturbadora la novela. La conozco. Pero me voy a reservar buena parte de la opinión que me merece, que luego se me amotinan los comentaristas. Aunque vd. ya se imagine lo que pienso.
Y en otro orden de cosas, ¿A vd. le parece serio para alguien de su categoría su nuevo look? My God!
y yo con estos pelos!
En fin... espero que recobre la "cordura" a no tardar, como máximo después de carnaval.
Abrazos.

cristal00k dijo...

Me refiero al origen, y a en que se basó la autora para escribirla.
A veces después de publicar un comentario, me doy cuenta de que me explico peor que mal.
Un beso.

Maritoñi dijo...

Perdóneme abuelo, pero para cada cosa hya una edad; no tiene usted ya edad para andar disfrazado de monja.

Coro dijo...

DOCTOR:

¡Es usted humano!

Que la pase muy bien en el carnaval...

Anónimo dijo...

Me ha decepcionado

Anónimo dijo...

Por ser un elegido en la radio carnaval... no le da derecho a esa frivolidad.

yacasinosoynadie dijo...

claro los culpables de todo son quienes me criaron... yo no tengo la culpa de asesinar rubias...

Galán de Barrio dijo...

puede que la novela sea buena, pero más allá de eso, detesto el psicoanálisis si estúpida manera de querer explicar todo por el sexo y la infancia...

homicidio? Capitán está muerto, mi querido doctor... habrá querido decir usted suicidio?

Bonito disfraz

cristal00k dijo...

No le quepa la menor duda, soy capaz de perderme, o ir con auriculares a la "novena" para escucharle. Que ya sabe vd, que cuando quiero soy muy mía.
Hala, un beso y hasta mañana.

Laura M. Cañamero dijo...

Con su descripcion, indudablemente, merece la pena leer tal escrito.
Seguro que dice verdades como templos.
Un saludo. Un placer visitarle.

lisebe dijo...

Ha sido un verdadero placer dialogar con Ud Dr. en la Radio Lus de Gas, me ha encantado saber, con quién he tenido el gusto de hablar.

Disfruto mucho de los escritos y sobre todo de conversar con personas..

Es Ud, un verdadero genio controlando sus nervios ante las ondas.

Una admiradora

Luz de Gas dijo...

Muchas gracias por tu colaboración en el RadioBlog

Un abrazo

Allek dijo...

maravilloso libro..
un saludo...

 
| Blog Optimizado para Firefox 3 1024x768 pixeles. |